fbpx

Cuando te trasladas a vivir a otro país, bien sea por necesidades profesionales o por cualquier otra circunstancia,  hay una primera fase de este proceso de reubicación en la que puede producirse una sensación de  desarraigo, que podemos percibir a través de varios síntomas, como puede ser la tristeza,  ansiedad, entre otros. Pues a este estado anímico  es al que se le denomina “El síndrome de Ulises”. 

En esta fase inicial hay que gestionar  infinidad de cosas  en un corto periodo de tiempo, como puede ser la búsqueda de alojamiento, trámites legales en un lugar desconocido, la incorporación a tu nuevo puesto laboral, y todo ello puede  producirte  un nivel de estrés de adaptación al medio, que la persona lo vive como un duelo a la pérdida de nuestro anterior ubicación.  Es una  sensación de desarraigo y pérdida al grupo de pertenencia.


Evidentemente, este síndrome se le denomina ” el Síndrome de Ulises”  porque Ulises en su viaje en la Odisea tuvo que enfrentarse  a muchísimas dificultades. Y en un momento determinado de su viaje cuando le perseguía  Polifemo, le dijo algo así, como, ” mi nombre es Nadie y Nadie me llaman todos”


Desde BQgat Relocation, a diferencia de Homero, queremos ponerte NOMBRE, y además nombre en mayúsculas, porque realmente pensamos que las personas que inician un nuevo camino, un nuevo RETO, abordan un camino muy ilusionante, gratificante y enriquecedor en todos los aspectos.

Desde BQgat Relocation queremos acompañarte y darte soporte desde el inicio de tu proceso, de forma que en ningún momento percibas ese desarraigo, sino todo lo contrario. Te ayudaremos a convertir este nuevo inicio en un agradable y nuevo comienzo.

Queremos darte la bienvenida a tu nuevo hogar y acompañarte hasta esa Segunda fase, en la que ya estés instalado, acompañado y acogido por tu nuevo entorno.


Leave a comment

Language